Silvana, mi mejor amiga

< Mi pija no era de esas que quedan paradas, estaba pegada a mi ombligo, así es que la sujeté con mis manos y se lo metí, ella comenzó a moverse y yo gozaba mientras veía sus grandes tetas moviéndose. Estaba frente al PC mirando unas fotos pornos, en la casa todo el mundo estaba durmiendo, así es que no había problema, estaba empezando a masajearme la verga, cuando sin oír nada antes se abre la puerta de mi habitación, era Silvana, mi mejor amiga; me encontró pajeándome en la dura, con la verga fuera del pantalón, sólo me había bajado el cierre Cuando la vi me metí la paja adentro y le pedí disculpas por lo que vio, pero debería haber golpeado la puerta, le pregunté cómo entró y me dijo que mi papá le había abierto la puerta y que le dijo que pasara a mi pieza. Ella me quedó mirando el bulto en el pantalón y me dijo... Leer relato completo en Marqueze.net

Deja un comentario